viernes, 29 de mayo de 2009

¿Dónde están los sindicatos?



En las actuales condiciones del mercado laboral de precariedad y de escasez, los sanluqueños y sanluqueñas desempleados desesperan por una oportunidad de empleo. Y es verdad que la cuestión se está moviendo en muchos terrenos de la ciudad, infraestructuras urbanas, caminos, carreteras, jardines. Pero me cuentan algunos colegas que convocan a varios desempleados para elegir a dos o a tres de entre treinta -dando la sensación de que van a ser contratados muchos más- y que los criterios para la colocación de efectivos no es especialmente democrática, que aunque no tengas ningún tipo de prestación social, no computan la antigüedad en las listas del desempleo o lo hacen de modo aleatorio.

Que se estén dando ayudas laborales a personas en desamparo económico está bien, pero mejor estaría si se atendieran los parámetros de la legalidad y no del nepotismo. Yo me pregunto dónde están los sindicatos de clase, de izquierdas, que deberían conocer la situación del mercado laboral actual, dando transparencia a las mesas de contratación de personas en desempleo. Todo ocurre en la oscuridad y en la intimidad de algunos despachos de algunas empresas concertadas con fondos públicos y los sindicatos están ausentes, ignotos en sus despachos en los que atesoran un sueldo y una vagancia extremos, sin dar un palo al agua para que se respeten la ley y los derechos de los más desfavorecidos. En la actual campaña electoral quieren vendernos la participación en la urnas, que vayamos a votarlos, cuando estamos con el culo al aire y el agua al cuello...

2 comentarios:

sola dijo...

Parece que ya no existen sindicatos, ahora son unos cuantos "funcionarios" los que se supone que estan para luchar por mejoras laborales, el problema es que luchar por los demas cuando tu estas comodamente sentado...es mas complicado que mantener una casa y familia con un sueldo de 500 euros. La Democracia es el peor sistema político despues de todos los demas
VOTO EN BLANCO: que sepan que estamos en desacuerdo, no solo con los partidos existentes, sino con el sistema entero
Por cierto, soy tu sobrina, la casi periodista

Josegura dijo...

Una gran verdad. ¿Para cuándo tu blog? Un beso